-

domingo, 5 de julio de 2015

DE BOLÍGRAFOS OFICIALES

Acabo de leer que en los edificios oficiales de EEUU se utiliza el mismo tipo de bolígrafo desde hace 77 años, el SKILCRAFT. Les llaman la "Coca Cola de los bolígrafos".

Los SKILCRAFT tienen características especiales; deben escribir ininterrumpidamente durante UN KILÓMETRO, que dices,  los del control de calidad deben de ser asiduos en el Marathon Boston y de los primeros; si cada jornada laboral comprueban 25 bolígrafos, a 1 km de ida y otro de vuelta, ya te salen 50km diarios!


Esos bolígrafos los utilizan los funcionarios de los diferentes departamentos. Por ejemplo, los de la US NAVY los utilizan para calcular 150 millas nauticas en sus mapas de vuelo. Vamos, lo que aquí han hecho toda la vida los albañiles sin SKILCRAFT que valga;
 "Ese azulejo va un palmo más bajo." 

También tienen por costumbre utilizarlo los peluqueros:

"Te voy a cortar solo dos dedos"

Y todos conocemos los resultados...

Pero como ya se sabe que en casa del herrero, cuchara de palo, resulta que el presidente de los USA tiene que firmar las leyes con nada más y nada menos que con... ¡22 bolígrafos! ¡Para una firma! ¡Que no tiene que copiar la Biblia!  ¿Y el pobre guardaespaldas? Tiene que cargar con el estuche grande del Carrefour para llevarlos. ¡Al día siguiente, al pobre hombre le tienen que dar la baja médica por dolor de espalda, debido a tan tremenda sobrecarga!

Y me direís ¿qué necesidad hay de usar tanto bolígrafo para una firma? Dejad que os ilustre... Dicen que es una tradición que instauró Franklin D. Roosvelt, el cual después de la firma, repartía las 22 estilográficas con las que había firmado el decreto entre el personal que había colaborado en la consecución de dichas políticas.

Que tu piensas... Aquí en España seguro que más de uno preferiría el bote de corrector Tipp-Ex, tamaño familiar,  en vista de alguna que otra normativa que ha salido últimamente...

Estos bolígrafos SKILCRAFT son manufacturados por una asociación que favorece la inserción laboral de ciegos, sin ánimo de lucro, desde el año 1938. Si aquí en España, hubiera suministro de papelería a la administración pública, seguro que la empresa sería del cuñado de un alto cargo que se llevaría su buena morterada y por supuesto, los bolígrafos no resisitirían más de dos multas de tráfico de la Guardia Civil... Eso si antes no les había estallado el depósito de tinta en el bolsillo.

Eso sí, en este país seríamos pioneros en algo... ¡ En obsolescencia programada!  ¡Qué lástima que algunos políticos no sigan esta tendencia de la obsolescencia programada y pretendan ser como los bolígrafos SKILCRAFT!


Núria Graell
Julio de 2015


Si os gustan mís monólogos, no dejéis de leer
http://www.amazon.es/gp/product/1517288959?keywords=pienso%20luego%20rio&qid=1444409781&ref_=sr_1_1&sr=8-1